Home » Articles d'opinió »CAP » Llegint actualment:

Obstacles per a la llibertat moderna. Només són lliures els qui poden pagar-se-ho.

07/03/2014 Articles d'opinió, CAP Sense comentaris

Animal és molt animal, ja ho sabem !!. Aquesta vegada ens convida a reflexionar cóm s’ha donat viabilitat la llibertat moderna – a la europea, o si volem, burguesa -. Ara be, les conclusions per al sosteniment d’aquesta “llibertat?” no semblen gaire agradables. Escrit en castellà tant s’hi val. Gaudiu de l’espectacle.

El presente resumen pretende argumentar desde los contenidos de Política y Metapolítica, junto con el informe hecho público el 19-01-2014 de Oxfam Intermón la tesis que subyace en el titulo, “Sólo son libres quienes pueden pagárselo”. En el primer apartado “Génesis de la libertad moderna” se expondrá de una manera rápida y solamente tratando los puntos decisivos que podríamos decir puntos de inflexión -sin vuelta atrás- de esta génesis, hasta llegar a la existencia efectiva de este derecho a la libertad dentro de un estado moderno, el dinero. En todo el recorrido vamos a tener presente los “obstáculos” que va encontrándose la libertad moderna para darse viabilidad, y en concreto se verán en el segundo apartado “Amenazas”. Por último unas pequeñas conclusiones que soportarán el peso de la argumentación de la tesis que se pretende probar.

Génesis de la libertad moderna.

El estado soberano moderno es el instrumento que la libertad moderna se da para hacerse viable. Este estado nace con las guerras de Religión a las que pone fin. Si queremos poner una fecha de nacimiento del estado soberano moderno, esta podría ser la Paz de Wesfalia de 1648. Es el fin del odio religioso y el nacimiento del estado nación junto con el concepto de soberanía. Pero este concepto de soberanía evolucionará y se dará otras formas con las revoluciones burguesas de fines del siglo XVII inglesas -Revolución Gloriosa- y de fines del siglo XVIII americano y europeo – Declaración de Virginia (1776), y la Revolución Francesa (1789)-.

De esta forma, el estado soberano europeo es producto de la paz de Wesfalia y de la Revolución Francesa. Este tipo de organización política experimenta una crisis en 1848 que nace del subsistema económico. En 1929 experimenta otra crisis también proveniente del subsistema económico, que como consecuencia arrastro a la catástrofe y la crisis de civilización de los años treinta del siglo pasado. Esto supone una crisis y catástrofe para la libertad moderna que ya no tiene vuelta atrás. A la sombra de las dos grandes potencias USA y URSS, con dos sistemas políticos opuestos, se restaura en Europa el tipo de organización política que supuso la Revolución Francesa con el añadido del Estado Social como elemento pacificador de la lucha de clases y sobre una economía regulada en términos keynesianos. Pero el hundimiento del socialismo de estado en Europa, y la desaparición del paraguas que las grandes potencias supusieron para los estados europeos, que sólo tenían que ocuparse de política interior, ahora, el nuevo escenario obliga a los estados europeos a enfrentarse a política exterior donde ya no pueden regular la economía en términos keynesianos, y le sobreviene otra crisis de magnitudes similares a las de 1929, en la que actualmente estamos.

Empecemos con el conflicto religioso. Que la libertad se da viabilidad quiere decir que es esa libertad la que está en el origen de la guerra. En las frases finales del discurso de respuesta que Lutero da al Emperador en abril de 1521, en la dieta de Worms, – que el emperador había convocado para que se retractara públicamente el monje-, no sólo no se retracta, sino que dejará cavilando al Emperador el resto de su vida.

La intención del Emperador era que el monje se retractara públicamente de su cuestionamiento del Papado, críticas que empezaban a tener repercusiones políticas. Dice Lutero: “A menos que se me convenza por testimonio de la Escritura o por razones evidentes – puesto que no creo en el Papa ni en los concilios sólo, ya que está claro que se han equivocado con frecuencia y se han contradicho entre ellos mismos- estoy encadenado por los textos escriturísticos que he citado y mi conciencia es cautiva de la palabra de Dios. No puedo ni quiero retractarme de nada, porque no es seguro ni honesto actuar contra la propia conciencia”. El monje se escapa, Carlos V se queda perplejo y cuando reacciona el monje ya no está.

El mundo se viene abajo al eliminar al intermediario entre el hombre y Dios, pues en su condición de intermediario residía su poder.

En mi opinión, este hecho es trascendente para la libertad moderna en el sentido de que se es libre para comunicarse con Dios, no se necesitan intermediarios ni interpretes de la comunicación que puedan tergiversar esa comunicación para sus propios fines. También tambalea el orden establecido en su época al desautorizar, como representante de Dios, a la autoridad que nombra al Emperador, y por este motivo, queda automáticamente revocado el cargo de Emperador. Ya no es válido ningún nombramiento en nombre de Dios por la Iglesia, ya que esta ha perdido su poder de representante de la palabra de Dios, que no obstante sigue sagrada pero su fuente son las escrituras. A partir de aquí soy yo quien me responsabilizo de mis actuaciones frente a Dios, y en ese sentido, soy también yo quien decido el sentido último que para mí tengan la vida y el mundo, no admito ninguna institución que se encargue de decidir ese sentido. Es el hombre en el centro de su destino, interpretando la voluntad divina personalmente sin intermediarios. Dar el salto desde aquí, donde mi conversación es privada con Dios, hasta mantener MI conversación con MI Dios, es casi inmediato, y de esta a integrar MI Dios en MI mismo, siendo una característica de MI Ser, otro pequeño paso. Sigo en mi opinión, para mí es la muerte de Dios, esa humanización, esa apropiación por mi mismo de lo más sagrado, ya no hago caso a otra palabra que la que yo mismo, interpretando las palabras de MI Dios me digo, no reconozco autoridad ajena.

La tesis de Carl Schmitt en el libro El concepto de lo político (1932) atribuye a la relación básica y la cuestión central de lo político en sentido moderno, la relación amigo-enemigo. En este sentido, el que mi fin sea guiado por mi Dios choca frontalmente con el fin de otro, que al no compartir ya un destino común administrado por una institución sacra, no es un fin compartido. Por tanto debo adelantarme al otro y el otro debe adelantarse a mi para conseguir su fin, el otro puede ser mi enemigo, es una situación de posible hostilidad, que puede desembocar en guerra.

De la paz de Westfalia (1648), que ponen fin a las guerras de religión, nace el estado moderno, con una organización basada en la realidad de la soberanía. El poder soberano es fuente de derecho, que se hace valer por su efectiva capacidad de imponer el derecho que dicta y del que es fuente, y lo hace porque es el pacificador del conflicto amigo-enemigo, porque se sostiene en el interés que todos tienen en evitar la muerte y vivir holgadamente todo el tiempo que la naturaleza les permita vivir. Por tanto, el emerger de esta libertad moderna se acaba convirtiendo en el interés compartido de evitar la muerte, objetivo de la ley que el soberano dicta a sus súbditos.

¿Y dónde queda el papel de la religión?. Su papel queda postergado a la esfera de lo privado, es decir, cada individuo puede organizar su propio sentido último de la vida, con la única limitación de que el otro tenga el mismo derecho, excede por tanto a lo público político.

Pero para que la libertad moderna se de alcance político a ella misma, se tuvo que esperar a las revoluciones burguesas y al establecimiento de principios democráticos. En este sentido, a partir de la Revolución francesa en Europa, el concepto de soberanía pasa a residir en el pueblo, esto quiere decir que el poder soberano de dictar leyes sólo lo tiene el pueblo, y con ello la legitimidad de la soberanía experimentó un giro soberano de representación. En este sentido, si hasta entonces el monarca -príncipe- ostentaba la representación de Dios sobre la Tierra, y Dios era el soberano, ahora la soberanía es del pueblo y los políticos -elegidos- son sus representantes, que como tales ejercen el poder soberano. Es la única forma de dar viabilidad a mi libertad absoluta, pues nadie puede dictarme leyes salvo yo mismo -o mis representantes, en quien delego esta potestad-. La antigua relación amigo-enemigo queda neutralizada bajo la relación ponente-oponente. Pero esto sólo es posible dentro del Estado soberano, pues todavía sigue la relación amigo-enemigo entre Estados soberanos.

Kant consuma el concepto de libertad moderna al arrancar del centro del hombre su Dios y reemplazarlo por la razón, a la que dota de un halo sacro que ella misma no puede ser. Así, con la razón humana ocupando el lugar de Dios, que no puede ser, queda el hombre en el centro de todo, y esta tragedia de no poder ser Dios arrastrará a la existencia moderna también a un lado trágico, en el cual la libertad absoluta queda también imposibilitada por no poder ser. Otra vez será el concepto de estado moderno, como pacificador de la guerra de todos contra todos -Hobbes-, el instrumento para dar viabilidad a la libertad moderna, entendiéndose esta solamente limitada por la libertad del otro que es igual que yo. Pero, para dar viabilidad al concepto de libertad moderna, no puedo aceptar ninguna ley impuesta, y en este sentido, el soberano con poder absoluto soy yo, luego no aceptaré ningún mandato de otro, a no ser que delegue mi soberanía en mis representantes.

De esta génesis de la libertad moderna concluimos que el estado moderno es el instrumento que se da la libertad para darse viabilidad, y que este estado necesariamente ha de ser democrático. Pero todavía queda garantizar el ejercicio de dicha libertad para todos los ciudadanos, y ahora nos enfrentaremos al dinero como medio de regulación del sistema económico. En este sentido y tomando los esquemas de Parsons, dentro del sistema social, el poder es el medio de regulación del subsistema político así como el dinero es el medio de regulación del subsistema económico. Según Habermas en Teoría de la acción comunicativa, la integración de las sociedades modernas, vistas desde el subsistema político y desde el subsistema económico del sistema social, dependen de los medios: poder, dinero y comunicación. Este análisis es válido para la Europa de posguerra, donde el estado nacional ha de ocuparse sólo de la economía nacional, ya que la política internacional corría a cargo de las dos grandes potencias. Derribado el muro de Berlín, el escenario es otro, y Europa pasa a ser un actor internacional que, junto con la globalización hará incontrolable el mercado nacional.

Y vamos con el dinero, la cosificación del dinero, que hasta allí donde penetra todo lo convierte en cosa que puede enajenarse o cambiarse por otra, todo queda abstraído y convertido en igual a cualquier otra cosa. La concoction (Hobbes) o fluidificación, que dice que el dinero hasta allí donde penetra todo lo convierte en abstracción, todo queda cocido y convertido en un mismo caldo, quedando así fluidificado. El dinero hace a todo movible, económicamente evaluable (medible en dinero), y por tanto comprable o vendible en un mercado.

Una idea sencilla para entender la relación entre libertad moderna y dinero, consiste en que en el fondo, libertad moderna y dinero son la misma abstracción. Según el párrafo 299 de la Filosofía del derecho de Hegel, en la que afirma que el dinero no es un bien particular, sino que es la universalidad de todos ellos, y en este sentido, como tiene determinación cuantitativa, es posible por tanto la justicia y la igualdad en las prestaciones. Si se exigen las prestaciones en forma dineraria (valor universal), y no particulares y a cada individuo, se ha transformado el concepto de prestación, es decir, es el derecho de libertad el que ha hecho que las prestaciones se hagan de esta forma, de dinero, y en consecuencia, el dinero es la existencia efectiva del derecho de libertad moderna.

Por otra parte, Simmel, el sociólogo que de forma más integral ha analizado la esencia del dinero considera que:

El intercambio económico no es más que un caso particular de intercambio social, también fundado sobre relaciones recíprocas. En su forma más pura es un proceso de creación de valor que se expresa en dinero.

El dinero es una institución social que supone una organización social y unas normas suprasubjetivas.

-Lo fundamental del dinero fue desde el principio ser un medio que permite ejercer la libertad de gastarlo en algún momento próximo o “almacenarlo” si se han satisfecho necesidades primarias.

-La acumulación de dinero permite a sus propietarios movilizar su fortuna y, por ello, aprovechar en su favor la incertidumbre propia y de sus semejantes, y en consecuencia incrementar su poder. Nadie que tenga a su alcance algún poder renuncia a él.

– Otra forma social, asociada al dinero, es el concepto de competencia: en su forma más simple, es un tipo de lucha que Simmel define como indirecta. Los que participan en ella buscan ganar, sobrepasar a sus rivales; no es objetivo prioritario su destrucción. Lo importante de la competencia es que la lucha entre los concurrente se orienta hacia un tercero.- Hoy Simmel lo hubiera llamado la conquista del mercado global.-

A veces, Simmel lo sabía, la competencia puede llegar a aniquilar a uno o varios de los adversarios y expulsar sus productos del mercado.

Entonces, ¿como puedo yo ejercer mi libertad absoluta?, necesitaré participar del medio económico para conseguir mis fines, y si es así, necesitaré irremediablemente dinero o cualquier cosa evaluable y convertible en dinero.

Si es el estado moderno el que debe garantizar el igual derecho a la libertad, ¿no debería ocuparse de proporcionar igual dinero a todos los ciudadanos para su ejercicio?, y si esto es inviable, ¿no debería al menos, garantizar el libre acceso al recurso económico?. Pero cuando nos enfrentamos a la supervivencia, se necesita un cierto nivel de renta para garantizar alimentación, vivienda, sanidad y educación. Esta supervivencia necesita una inversión dineraria que no todos los ciudadanos pueden hacer frente. ¿No es una obligación del estado garantizar la viablilidad de la libertad, y en consecuencia prestar estos servicios gratuitamente a la ciudadania?.

Si vendo mi trabajo compro mi supervivencia y con los excedentes mi libertad. La esclavización supone el trabajo sólo para garantizar la supervivencia, y en consecuencia no puedo ejercer mi derecho de libertad.

Por otra parte, según la ley de Say, un sistema de libre intercambio, asentado exclusivamente sobre derechos de libertad y de propiedad y abandonado a su propia lógica alcanza siempre un punto de equilibrio en situación de pleno empleo. Es decir, con el pleno empleo, cualquiera puede participar en él -ya que tendrá garantizado al menos el trabajo – en orden a obtener los medios necesarios -dinero- para organizar su vida como mejor le plazca, con la única limitación de reconocer ese mismo derecho a los demás. Este sistema, además garantiza la total expansión de las mayores pasiones humanas, el egoísmo y la codicia, que desde esta óptica son incluso virtud, ya que de sus consecuencias aparecen modelos ejemplares de individuos.

Pero la ley de Say no se cumple, lo vio Malthus en sus Principios de economía el mismo siglo XVIII. Después Adam Smith y David Ricardo construyeron unas explicaciones más convincentes que las de Malthus.

En la otra gran época de la ciencia económica, la llamada economía política neoclásica, a fines del siglo XIX y principios del XX -Marshall, Principios de economía -, la ley de Say sigue siendo un supuesto subyacente en todo el pensamiento económico. Y esto hasta 1936 en que se publica la obra de Keynes, que abre una tercera época en la ciencia económica. Keynes demuestra que la ley de Say no se sostiene al principio de su libro Teoría general del interés, la ocupación y el dinero. A diferencia de las teorías clásica y neoclásica, que parten del supuesto de pleno empleo, Keynes además admite el supuesto de NO pleno empleo, y por esta razón publica su libro como Teoría General, por tanto propone ayudar a conseguir el pleno empleo de manera intervencionista. Pero, alguien completamente ajeno a la economía ya vio que no se cumplía la ley de Say, Hegel, en el párrafo 245 de la Filosofía del derecho, al menos en el corto o medio plazo.

Amenazas

Nos centraremos sobretodo en las amenazas provenientes del subsistema económico, aunque no hay que olvidar otros tipos de conflictos que puedan amenazar el derecho a la libertad moderna, el conflicto religioso y el telúrico. Dentro de las amenazas provenientes del subsistema económico, analizaremos el informe hecho público el 19-01-2014 por Oxfam Intermón que señala las consecuencias de la evolución de los últimos años de la actual crisis, señalando como dato fundamental la brecha cada vez más grande de desigualdad económica.

Primero: El conflicto religioso como fondo de exclusión económica entre estados soberanos. Esta situación se puede ver claramente en oriente medio, donde los conflictos adoptan un halo religioso, aunque en el caso de Israel-Palestina también esconde un fondo telúrico. Por otra parte, desde el ataque terrorista a las torres gemelas, el nuevo terrorismo toma un matiz religioso, pero quizá en su origen sea debido a los abusos imperialistas sobre suelos ajenos.

Segundo: El conflicto telúrico dentro del estado soberano. En España no se ha resuelto nunca bien este conflicto entre las nacionalidades que lo integran, y es de esperar que con las debilidades de cualquier estado – por ejemplo la perdida de soberanía del estado español por cederla en parte a la comunidad europea – sea un momento apropiado para despertar sentimientos nacionalistas.

Tercero: Lo político desbordado por lo económico. La peor amenaza a la libertad moderna en estos tiempos, tras la crisis económica y como resultado de la globalización de los mercados reside en que los mercados financieros han tomado el control que correspondería a lo político. En este sentido, y tras el informe de Intermón Oxfam de 19 de Enero de 2014 Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica1, así como su versión para España2, en el que dice de gobernar para las élites: “La concentración de riqueza extrema corroe las instituciones, de manera que los Gobiernos dejan de procurar el bienestar de sus ciudadanos y pasan a servir los intereses de una minoría acaudalada. A lo largo de la historia, grupos con poder económico se han valido de dicho poder para influir sobre las instituciones formales e informales (y en ocasiones capturarlas) y conseguir así un trato a favor de las élites en la definición de leyes y normativas. El actual aumento de la desigualdad económica en (y entre) muchos países del mundo acentúa esta tendencia en espiral. En sociedades muy desiguales, un gran número de personas no tienen control sobre sus vidas ni pueden ejercer sus derechos. Dichas sociedades son enormemente vulnerables a las tensiones sociales. Es necesario actuar para revertir la desigualdad y la concentración de riqueza para favorecer sociedades seguras y prósperas y para terminar con la pobreza.” Los datos aportados en el informe son devastadores, donde cabe destacar que a nivel mundial el 1% de la población más rica acapara la mitad de la renta mundial, frente al 99% restante que se reparte la otra mitad. O también como 85 personas acaparan tanta riqueza como el 20% de la población más pobre.

Por otra parte argumenta la manipulación de los mercados en favor de estas élites de la siguiente forma: “ Los mercados no son entes autónomos y espontáneos que funcionan según sus propias leyes naturales. En realidad, son construcciones sociales con leyes establecidas por instituciones y reguladas por gobiernos que deben rendir cuentas ante los participantes en el mercado y los ciudadanos. Cuando existe crecimiento y reducción de la desigualdad es porque las leyes que rigen los mercados actúan en favor de las clases medias y de los colectivos más pobres de la sociedad. Sin embargo, cuando sólo ganan los ricos, es porque las leyes se están empezando a inclinar exclusivamente en favor de sus intereses. ….. ¿De qué manera las leyes que regulan las economías nacionales se subordinan a los intereses de las élites? Se trata de un problema inherente a la naturaleza de la política. Como hemos visto, la influencia de los grupos acaudalados da lugar a desequilibrios en los derechos y la representación política. Como resultado, esos grupos poderosos secuestran la toma de decisiones de las funciones legislativas y regulatorias..”

En resumen, el informe afirma que:

  • A nivel mundial, las personas más ricas y las grandes empresas ocultan miles de millones a las arcas públicas a través de complejas redes basadas en paraísos fiscales. Se estima que 21 billones de dólares escapan cada año al control del fisco.

  • En Estados Unidos, años de desregulación financiera han propiciado que se incremente el capital acumulado por el 1% más rico de la población, el nivel más alto desde la Gran Depresión, hace 80 años.

  • En India, el número de multimillonarios se multiplicó por diez en la última década, gracias a una estructura fiscal altamente regresiva y el aprovechamiento de sus vínculos con el gobierno.

  • En Europa, las tremendas presiones de los mercados financieros ha impulsado drásticas medidas de austeridad que han golpeado a las clases baja y media, mientras los grandes inversores se han aprovechado de planes de rescate públicos.

  • En África, las grandes transnacionales (en particular del sector extractivo) han aprovechado su influencia para renegociar contratos con condiciones fiscales mucho más ventajosos, limitando la capacidad de estos gobiernos para luchar contra la pobreza.

Y propone medidas paliativas para evitar esta tendencia, así como exige a los asistentes al Foro Económico Mundial que adopten compromisos para frenar la desigualdad en las siguientes áreas:

  • No utilizar los paraísos fiscales para eludir el pago de impuestos ni en sus propios países ni en otros países en los que invierten y operan;

  • No utilizar su riqueza para obtener favores políticos que supongan un menoscabo de la voluntad política de sus conciudadanos;

  • Hacer públicas todas las inversiones en empresas y fondos de las que sean titulares efectivos y finales;

  • Respaldar una fiscalidad progresiva;

  • Exigir a los gobiernos que utilicen su recaudación fiscal para proporcionar a los ciudadanos asistencia sanitaria, educación, protección social universales, así como asegurar la cooperación y la solidaridad con los más pobres;

  • Reclamar que todas las empresas que poseen o controlan ofrezcan un salario digno a sus trabajadores;

  • Exigir a otras élites económicas que también se adhieran a estos compromisos.

Conclusiones

Si, como hemos defendido en el primer apartado “génesis de la libertad moderna” el dinero es la existencia efectiva del derecho de libertad moderna. Así como que el estado soberano moderno es el instrumento que la libertad moderna se da para hacerse viable. Y sobre la base de igual libertad para mí que para todos los demás, no admitiendo ninguna imposición de leyes que no sea hecha por el pueblo soberano -democracia-. Entonces, el dinero ha de estar garantizado por el estado soberano para sus ciudadanos de forma tal que puedan ejercer su derecho de libertad.

Y justamente esto es lo único que actualmente no se garantiza, ya que según el informe de Oxfam Intermón lo político de las democracias está secuestrado por las élites económicas. Por una parte, los estados sociales tendían a paliar en especia parte de los derechos de igualdad, mediante políticas públicas de educación, sanidad y bienestar social, destinadas a toda la población, con estas medidas, se descarga la presión económica de supervivencia de las rentas más bajas, y les deja un margen mayor para ejercer su libertad con el dinero restante. Pero desde los años 70 los tiempos están cambiando las victorias sociales, ya no hay universalidad, ni las prestaciones son gratuitas, con lo que la aportación que se ha de hacer por el ciudadano que lo necesita reduce la capacidad de libertad de los más desfavorecidos.

Por otra parte, las altas tasas de desempleo y la consiguiente regularización a la baja de las prestaciones han iluminado en la clase política motivos razonables para la desregularización del mercado de trabajo, que han hecho caer la calidad del puesto de trabajo y su remuneración, con la consiguiente perdida de derecho a la supervivencia -casos de desempleo no remunerado- y perdida de derechos de libertad -en los que conservan el trabajo pero han de dedicar sus recursos a la pura y simple supervivencia-.

Como consecuencia, el derecho de libertad queda restringido de facto porque la primera atención ha de prestarse a la supervivencia, y la libertad solamente es posible para quien pueda pagarsela.

Si solamente aspiramos a la supervivencia con nuestro trabajo, debemos pensar en una vuelta a la esclavitud.

Bibliografía

[1] http://www.oxfamintermon.org/es/sala-de-prensa/nota-de-prensa/oxfam-denuncia-secuestro-de-democracia-en-beneficio-de-elites-economic

[2] Habermas, J. en Teoría de la acción comunicativa. 1981. Taurus, Madrid.

[3] Hegel, G.Filosofía del derecho. 1821. parr. 299.

[4] Hobbes, T.Del Leviatán o la materia, forma, y poder de una república eclesiástica y civil . Londres 1651

[5] Kant, I.Crítica de la razón pura. 1787

[6] Keynes, J.Teoría general del interés, la ocupación y el dinero. 1936

[7] Malthus, T.Principios de economía política. 1820.

[8] Say, J.Ley de Say. 1803

[9] Schmitt, C.El concepto de lo político. 1932

[10] Simmel, G. Filosofía del dinero.1958. Berlín.

[11] Say, J.Ley de Say. 1803

Notícies relacionades:

Comenta sobre aquest article:







Per seguretat, per enviar el comentari has de calcular la següent operació.




Últims comentaris

RECEPTES

Torró d’ametla

Ingredients (Per a unes dos pastilles de torrons, depenent de la mida)

(No hi ha comentaris)

COQUES DE SANT MARTÍ

Aquest és un dolç típic de Quatretonda que es fa per a la festa de Sant Martí. També són típiques d’altres pobles de la nostra comarca amb el nom de …

(No hi ha comentaris)

Coca de carabassa

Aquest dolç típic de les comarques centrals que s’elabora en Pasqua, encara que el seu origen es pot situar a la Ribera Alta, té moltes variant i presentació finals a mesura que …

(1 comentari)